Menú

Prestaciones

 

Prestaciones para personas con dependencia y/o discapacidad

Información

La garantía de los derechos reconocidos en la normativa vigente a las personas con dependencia y/o discapacidad a fin de posibilitar su atención, su autonomía personal y su integración en la sociedad, se materializa en Bizkaia mediante una serie de recursos públicos.

En función de la valoración de la situación de dependencia o de la discapacidad, y/o del Programa Individual de Atención realizado para cada persona, los recursos económicos a los que se puede acceder en Bizkaia son los siguientes:

  • Pensiones no contributivas de Invalidez o Jubilación.
  • Prestaciones reconocidas para la integración social de la persona con discapacidad (LISMI):
    1. Asistencia sanitaria y prestación farmacéutica.
    2. Subsidio de garantía de ingresos mínimos.
    3. Subsidio de ayuda a tercera persona.
    4. Subsidio de movilidad y compensación para gastos de transporte.
  • Prestaciones económicas para personas con dependencia:
    1. Prestación económica para cuidados en el entorno familiar
    2. Prestación económica de asistencia personal
    3. Prestación vinculada al servicio público foral residencial para personas dependientes
  • Gizatek
  • Ayuda individual para la atención temprana
 

 

Prestaciones económicas para personas con dependencia

Información

Las Prestaciones económicas reconocidas en la Ley 39/2006, de 14 de diciembre de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia son:

Prestación económica para cuidados en el entorno familiar

Prestación económica de asistencia personal

Prestación vinculada al servicio público foral residencial para personas dependientes

1. Prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a personas cuidadoras no profesionales

La prestación económica para cuidados en el entorno familiar está destinada a contribuir a la cobertura de los gastos derivados de la atención prestada por la persona cuidadora  no profesional, pudiendo ser reconocida en cualquier grado de dependencia, cuando se reúnan las condiciones de acceso establecidas.

Personas beneficiarias y requisitos:

La persona beneficiaria debera esta valorada como persona dependiente.

Los cuidados que se deriven de su situación de dependencia se estén prestando en el domicilio habitual de la persona dependiente.

La atención y cuidados que ha de prestar la persona cuidadora y su formación, se tienen que adecuar a las necesidades de la persona dependiente en función de su grado y nivel de dependencia.

Que se den las condiciones adecuadas de convivencia y de habitabilidad de la vivienda para el desarrollo de los cuidados necesarios.

Que el Programa Individual de Atención determine esta prestación.

Requisitos de la persona cuidadora no profesional

Ser mayor de 18 años

Residir legalmente en el Estado español.

Ser cónyuge o pareja de hecho, conforme a lo dispuesto en la Ley 2/2003, de 7 de mayo, pariente por consanguinidad, afinidad o adopción, hasta el tercer grado de parentesco; ser la persona que realiza el acogimiento, el/la tutor/a legal de la persona dependiente.

Convivir con la persona beneficiaria

Compatibilidades:

Sin perjuicio del régimen de compatibilidad e incompatibilidad entre los servicios previstos en el catálogo que resulte de aplicación conforme a la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, tendrán la consideración de servicios compatibles con la prestación económica para cuidados en el entorno familiar, los siguientes:

El servicio de Teleasistencia

El Servicio de Atención Residencial pública o privada en estancias temporales, durante un mes al año

El Servicio de Centro de Día privado y recursos similares del ámbito sanitario-privado y de la red de Osakidetza, así como aquellos en que se desarrollan actividades de ocio o tiempo libre.

Para las personas con discapacidad menor de 18 años, serán compatibles los servicios socio-educativos que se presten en colaboración con el Departamento de Educación, desde los Servicios Sociales de la Diputación Foral de Bizkaia, con independencia del carácter público o privado del servicio o recurso.

Tendrán también la consideración de servicios compatibles hasta los 21 años, en el supuesto de prórroga, si consta la oportuna autorización del citado Departamento de Educación.

El ingreso en unidades residenciales socio-sanitarias de la red foral o centros sanitarios en el mes en el que se proceda al ingreso en el servicio, reanudándose la prestación al mes siguiente a la notificación de la baja.

Los centros de promoción de la atunonomía personal, integrados dentro de la red pública foral de titularidad pública, convenidos, contratados o concertados con la Diputación Foral de Bizkaia

 En los supuestos de estancias residenciales con carácter temporal se compatibilizaran la prestación vinculada al servicio y la prestación económica para cuidados en el entorno familiar, cuando la estancia residencial no supere los 30 días naturales por año.

Determinación cuantía de la prestación

El importe de la prestación se determinará aplicando a la cuantía máxima vigente para cada ejercicio, un coeficiente reductor, atendiendo a la capacidad económica de la persona beneficiaria, de acuerdo con lo dispuesto en el siguiente cuadro: 

Nivel de ingresos anuales

Coeficiente reductor

Hasta 20.000,00 €

0%

De 20.000,01 a 39.999,99 €

10%

De 40.000,00 a 59.999,99 €

20%

De 60.000,00 euros en adelante

25%

El coeficiente reductor podrá ser modificado anualmente, en cada ejercicio económico para adecuarlo a las nuevas circunstancias económicas y sociales.

De la cuantía de la prestación económica resultante tras la aplicación del correspondiente coeficiente reductor, se deducirán las siguientes prestaciones:

El complemento de gran invalidez

El complemento de asignación económica por hijo a cargo mayor de 18 años con un grado de discapacidad igual o superior al 75 por 100

El complemento por necesidad de tercera persona de la pensión de invalidez no contributiva.

El subsidio de ayuda a tercera persona LISMI

Asimismo, en el caso de que la persona beneficiaria sea titular de cualquier otra prestación de análoga naturaleza y finalidad de las citadas en el artículo 31 de la Ley 39/2006, se procederá a realizar la correspondiente deducción.

La cuantía que proceda reconocer a la persona beneficiaria por aplicación de las reglas anteriores, en ningún caso será inferior al 25 por 100 de la cuantía máxima correspondiente a su grado y nivel de dependencia, establecida anualmente.

Para la determinación de la capacidad económica de la persona  beneficiaria, se tendrán en cuenta los ingresos contemplados en el modelo 190 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, relativo a retenciones e ingresos a cuenta (en concreto, los derivados de pensiones, subsidios u otro tipo de prestaciones similares), así como los ingresos del capital mobiliario, que consten en el Departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral de Bizkaia.

La capacidad económica de la persona beneficiaria se actualizará anualmente en el segundo trimestre del ejercicio, tomando como base los datos del año anterior y produciendo efectos económicos en la cuantificación de la prestación, a partir de la mencionada actualización y hasta la que se produzca en el ejercicio siguiente.

Las cuantías máximas para el año 2013 son las siguientes:

Grado III, con 90 a 100 puntos. 520,69 Euros

Grado III, con 75 a 89 puntos. 416,98 Euros

Grado II, con 65 a 74 puntos. 337,25 Euros

Grado II, con 50 a 64 puntos. 300,90 Euros

Grado I, con 40 a 49 puntos. 180,00 Euros

Regulación legal

DECRETO FORAL 179/2011, de 29 de noviembre, de la Diputación Foral de Bizkaia, por el que se regula la prestación para cuidados en el entorno familiar.

DECRETO FORAL 122/2012, de 21 de agosto, por el que se modifica  el Decreto Foral 179/2011, de 29 de noviembre, por el que se regula la prestación para cuidados en el entorno familiar.

DECRETO FORAL 160/2012, de 20 de noviembre, de la Diputación Foral de Bizkaia, de medidas para la aplicación en el Territorio Histórico de Bizkaia del Real Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio.

DECRETO FORAL 16/2013, de 12 de febrero, por el que se modifica para las personas dependientes en grado I con 40 a 49 puntos, el Decreto Foral 179/2011, de 29 de noviembre, por el que se regula la prestación para cuidados en el entorno familiar, para el año 2013.

DECRETO FORAL 178/2013, de 10 de diciembre, por el que se modifica el Decreto Foral 179/2011, de 29 de noviembre por el que regula la prestación económica para cuidados en el entorno familiar y se prorroga la vigencia del Decreto Foral 16/2013, de 12 de febrero, hasta el 1 de julio de 2015.

2. Prestación económica de asistencia personal

La prestación económica de asistencia personal está destinada a contribuir a la cobertura de los gastos derivados de la contratación de una asistencia personal, durante un número mínimo de horas semanales según grado de dependencia, que facilite el acceso a la educación, al trabajo o a una vida más autónoma en el ejercicio de las actividades básicas de la vida diaria a las personas dependientes.

El número mínimo de horas semanales que se deberá contratar a una persona en calidad de asistente personal dependerá del grado de dependencia, siendo de 5 horas semanales para los grados III, 4 horas/semanales para los grados II y 3 horas semanales para los grados I.

La prestación económica de asistencia personal, tendrá carácter periódico y se reconocerá en función del grado y nivel de dependencia.

La persona encargada de la asistencia, asistente personal, prestará sus servicios mediante contrato con empresa prestadora de estos servicios o directamente mediante contrato laboral o de prestación de servicios, en el que se incluirán las condiciones y directrices para la prestación del servicio propuestas por la persona beneficiaria y, en su caso, la cláusula de confidencialidad que se establezca.

Requisitos de las personas beneficiarias

Ser mayor de 18 y menor de 65 años. Quienes, al cumplir 65 años, fueran personas beneficiarias de la prestación de asistencia personal, continuarán siéndolo, sin límite de edad.

Tener reconocida la condición de persona dependiente en grado III, grado II, grado I con 40 a 49 puntos; o en grado I con 25 a 39 puntos valorada con un grado de discapacidad, igual o superior, al 33%.

Tener capacidad para determinar los servicios que requiere, ejercer su control e impartir personalmente instrucciones a la persona asistente personal de cómo llevarlos a cabo.

Aportar desde la firma de la propuesta del Programa Individual de Atención, un Plan Individual de Vida Independiente, a cuyo efecto será citado en las dependencias del Departamento de Acción Social.

Tener prescrito en el Programa Individual de Atención esta prestación

Presentar desde la notificación de la Orden Foral de aprobación del Programa Individual de Atención, un contrato para la prestación de los servicios, bien a través de una empresa, bien directamente con la persona beneficiaria o persona o entidad que la represente.

Requisitos de la persona asistente personal

Ser mayor de 18 años

Residir legalmente en el Estado español

Cumplir con las obligaciones establecidas en materia de Seguridad Social para las personas cuidadoras profesionales

Ser persona idónea para prestar los servicios derivados de la asistencia personal

No ser cónyuge o pareja de hecho, pariente por consanguinidad, afinidad o adopción, hasta el tercer grado de parentesco; ser la persona que realiza el acogimiento, ni tutor/a legal de la persona dependiente.

A efectos de la concesión de la prestación económica, si el contrato se realiza con una entidad prestadora de servicios de asistencia personal, ésta deberá estar inscrita en el Registro Foral de Servicios Sociales del Territorio Histórico de Bizkaia.

Régimen de compatibilidad e incompatibilidad

Sin perjuicio del régimen de compatibilidad e incompatibilidad entre los servicios previstos en el catálogo que resulte de aplicación conforme a la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, tendrán la consideración de servicios compatibles con la prestación económica de asistencia personal, los siguientes:

El servicio de Teleasistencia.

El Servicio de Atención Diurna, Centro de Día privado y recursos similares del ámbito sanitario-privado y de la red de Osakidetza, así como aquellos en que se desarrollan actividades de ocio o tiempo libre.

El Servicio de Ayuda a domicilio.

El Servicio de Atención Diurna, Centro de Día público o Centro Ocupacional.

El Servicio de Atención Residencial en horario igual o inferior a 16 horas.

El Servicio de Atención Residencial en horario igual o inferior a 16 horas con Atención Diurna, o Centro Ocupacional.

El ingreso en unidades residenciales socio-sanitarias de la red foral o centros sanitarios, cuando la estancia no supere los 30 días naturales al año.

Los centros de promoción de la autonomía personal, integrados dentro de la red pública foral de titularidad pública, convenidos, contratados o concertados con la Diputación Foral de Bizkaia.

En los supuestos de estancias residenciales con carácter temporal se compatibilizaran con la prestación de asistente personal, cuando la estancia residencial no supere los 30 días naturales por año.

Regulación legal

DECRETO FORAL 103/2013, de 23 de julio, de la Diputación Foral de Bizkaia, por el que se regula la prestación económica de asistencia personal.

DECRETO FORAL 160/2012, de 20 de noviembre, de la Diputación Foral de Bizkaia, de medidas para la aplicación en el Territorio Histórico de Bizkaia del Real Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio.

DECRETO FORAL 177/2013, de 10 de diciembre, por el que se modifica el Decreto Foral 103/2013, de 23 de julio, por el que se regula la prestación económica de asistencia personal.

DECRETO FORAL 179/2013, de 10 de diciembre, por el que se determinan en el Territorio Histórico de Bizkaia las cuantías máximas de las prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar, de asistencia personal y vinculada al servicio foral residencial.

3. Prestación económica vinculada al Servicio Público Foral residencial para personas dependientes

La prestación económica vinculada al servicio está destinada a contribuir a la cobertura de los gastos derivados de la atención prestada en un centro residencial, tanto en estancia permanente como temporal.

Esta prestación tendrá carácter periódico y se reconocerá sólo cuando no sea posible el acceso al servicio público foral de residencias para personas mayores dependientes, o a un centro integrado en un servicio foral residencial destinado a personas con discapacidad.

Personas beneficiarias

Será persona beneficiaria de esta prestación económica:

La persona a la que se le haya reconocido la condición de persona beneficiaria de plaza en el servicio público foral residencial para personas mayores dependientes

La persona con discapacidad menor de 60 años que se encuentren en la correspondiente lista de espera declarada mediante Orden Foral

Pudiendo reconocerse tanto para estancia temporal como permanente.

Reconocimiento del derecho a la prestación vinculada al servicio público foral residencial.

Cuantías máximas de la prestación vinculada al servicio

La persona dependiente percibe una prestación económica según su grado y puntos de dependencia, y su capacidad económica

Grado III, de 90 a 100 puntos. 833, 96 Euros

Grado III,  de 75 a 89 puntos. 625, 47 Euros

Grado II,  de 65 a 74 puntos. 462, 18 Euros

Grado II,  de 50 a 64 puntos. 401, 20 Euros

Solicitud del pago de la prestación reconocida.

El pago deberá solicitarse expresamente y se referirá exclusivamente a los abonos mensuales subsiguientes a la fecha a partir de la cual se le reconoce el derecho a la prestación

Con relación a los pagos, servirá de notificación el abono correspondiente realizado en la cuenta señalada a tal efecto por la persona interesada en la ficha de domiciliación bancaria que conste en el expediente correspondiente.

El pago de las cantidades correspondientes al periodo en curso se realizarán a mes vencido previa presentación de la factura correspondiente, en la que conste fehacientemente que la misma ha sido abonada por la persona interesada, antes del último día del mes siguiente; en caso contrario, se entenderá que la persona interesada renuncia a la mensualidad de la prestación económica a la que se refiere la omisión de la presentación. En el supuesto de estancias temporales podrá admitirse una sola factura por todo el periodo de la estancia siempre que el periodo de estancia no supere el plazo ininterrumpido de dos meses.

En cualquier caso, la prestación se calculará en proporción al número de días que la persona beneficiaria haya ocupado efectivamente la plaza residencial.

Obligaciones de las personas beneficiarias

Destinar el importe de la prestación económica exclusivamente al fin para el que fue concedida.

Facilitar la información y presentar la documentación que les sea requerida por el Departamento de Acción Social que resulte pertinente para la gestión de la prestación.

Cualquier otra obligación distinta de las anteriores y contenida en la normativa

Modificación del derecho a la prestación.

Las prestaciones podrán ser modificadas en función de la situación personal de la persona beneficiaria, cuando se produzca una variación de cualquiera de los requisitos establecidos para su reconocimiento o circunstancias tenidas en cuenta para la fijación de la cuantía.  La revisión podrá iniciarse tanto de oficio como a instancia de parte.

Extinción del derecho a la prestación

Se extinguirá cuando en la persona beneficiaria concurra alguna de las siguientes circunstancias:

Ingreso en el servicio foral residencial correspondiente.

Baja en el servicio residencial.

Rechazo de la asignación de plaza pública en residencia ofrecida por el Departamento de Acción Social, siempre que este rechazo sea el último de los posibles, de acuerdo con lo previsto en la normativa que regule el servicio público foral residencial.

Fallecimiento de la persona beneficiaria.

Incumplimiento de las obligaciones reguladas en la presente normativa y demás normativa concordante.

Si se diera la pérdida de la condición de persona beneficiaria de plaza en el servicio público foral residencial en los supuestos previstos en la normativa foral que regula este servicio o si se diera cualquiera de los supuestos de hecho previstos en los apartados c) y e) anteriores, la persona interesada no tendrá derecho al cobro de prestación económica alguna vinculada al servicio hasta pasado un (1) año desde la fecha en la que conste que se produjeron

Incompatibilidades

La prestación económica vinculada al servicio será incompatible con las prestaciones y servicios previstos en la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, Real Decreto 727/2007, de 8 de junio, de desarrollo de la anterior y en la Ley 12/2008, de 5 de diciembre, de Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma de Euskadi.

Regulación legal

Decreto Foral 90/2010, de 29 de junio, por el que se regula la prestación económica vinculada al servicio foral residencial para personas dependientes.(BOB nº 125, de 2 de julio),modificado por Decreto Foral de la Diputación Foral de Bizkaia 117/2010, de 9 de noviembre.( BOB nº 218, de 12 de noviembre) y por Decreto Foral de la Diputación Foral de Bizkaia 65/2011, de 29 de marzo (BOB nº 64, de 1 de abril)

Real Decreto 570/2011, de 20 de abril, por el que se modifica el Real Decreto 727/2007, de 8 de junio, sobre criterios para determinar las intensidades de protección de los servicios y la cuantía de las prestaciones económicas de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, y se establecen las prestaciones económicas de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre para el ejercicio 2011

ÚLTIMOS TWEETS

 

 

CANAL YOUTUBE

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK


 

 

EL TIEMPO

 

 

        

      

IR ARRIBA