Es el momento de impulsar políticas que garanticen la diversidad biológica y la justicia social y climática

Es el momento de impulsar políticas que garanticen la diversidad biológica y la justicia social y climática

El pasado 22  de mayo fue el  Día Internacional de la Diversidad Biológica


► UGT considera que el inicio de la actividad económica, una vez superada la crisis del coronavirus, debe asentarse en políticas que impulsen un modelo económico más sostenible y justo, donde se incorporen objetivos para proteger la biodiversidad.

► Se deben acometer políticas ambiciosas, tanto públicas como privadas, con financiación suficiente y con la participación de los agentes sociales.

► Se trata de conseguir un mundo más justo, más resiliente al cambio climático, más seguro y más sostenible. Nuestra subsistencia y la de todos los seres vivos con los que compartimos el planeta depende de ello.


Aunque cada vez somos más conscientes de que la diversidad biológica es un bien mundial de gran valor para las generaciones presentes y futuras, el número de especies disminuye a un ritmo acelerado. Nos encontramos ante la 6ª extinción masiva de especies (1 millón de especies de animales y plantas están en peligro de extinción) y es la primera que se debe a la actividad humana. Por ello, las Naciones Unidas decidieron proclamar la celebración de este día, con el objetivo de recalcar la importancia de la educación y la conciencia públicas sobre esta amenaza.

Los recursos biológicos son los pilares que sustentan nuestras sociedades. Los peces proporcionan el 20% de las proteínas animales a unos 3 000 millones de personas. Más del 80% de la dieta humana está compuesta por las plantas. Aproximadamente, el 80% de las personas que viven en las zonas rurales de los países en desarrollo, dependen de medicamentos tradicionales basados en plantas para la atención básica de la salud.

Las principales causas que provocan la pérdida de biodiversidad son la degradación y fragmentación de los hábitats, la sobreexplotación de los recursos naturales, la propagación de especies exóticas invasoras, la contaminación y el cambio climático.

Esta pérdida de esta diversidad amenaza todos los ámbitos, incluida nuestra salud. Existen pruebas de que perder nuestra biodiversidad podría aumentar los casos de zoonosis (enfermedades transmitidas de los animales a los humanos, como el coronavirus) mientras que, si por el contrario conseguimos mantenerla estable, esta podría ser una gran herramienta en la lucha contra futuras pandemias.

El tema de este año es “Nuestras soluciones están en la naturaleza”, con la intención de enfatizar la importancia de trabajar juntos, a todos los niveles, para construir un futuro de vida en armonía con la naturaleza.

2020 debe ser un año de reflexión, de buscar oportunidades y soluciones encaminadas a aumentar la resiliencia de los países y las comunidades a medida que nos recuperamos de esta pandemia. Más que nunca debemos expresar nuestra voluntad para "aplanar y reducir la curva" de la pérdida de biodiversidad en beneficio nuestro y de toda la vida en la Tierra.

La reconstrucción económica debe tener en cuenta la justicia climática y social

Para lograrlo, desde UGT consideramos que es necesario que la recuperación y el inicio de la actividad económica una vez superemos la crisis del coronavirus pase por un paquete de medidas sociales y ambientales, que apoyen a los colectivos más vulnerables y reduzcan nuestro impacto sobre el medio ambiente. Hay que reiniciar con justicia climática y social. Y hacerlo de forma decidida y contundente. Por eso ahora más que nunca es el momento de la transición ecológica y desde UGT exigimos que ésta sea socialmente justa y equitativa.

Debemos reflexionar sobre qué mundo queremos, qué sociedad necesitamos e iniciar una senda de protección y cuidado medioambiental basada en un modelo económico más sostenible y justo, donde prime la justicia social y se incorporen los objetivos y metas para la protección de la biodiversidad como parte esencial de todas las políticas tanto públicas como privadas. Conseguirlo requerirá de un liderazgo fuerte y decidido, financiación suficiente y la colaboración y participación de los agentes sociales.

No hay tiempo que perder, no podemos permitirnos dejar pasar la oportunidad de conseguir un mundo más justo, más resiliente al cambio climático, más seguro y más sostenible. Nuestra subsistencia y la de todos los seres vivos con los que compartimos el planeta dependen de ello.

volver arriba

Conocenos

Sectores

Servicios

Enlaces de Interés

Siguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".