La prevención de riesgos laborales con perspectiva de género.

La prevención de riesgos laborales con perspectiva de género.

 

Y, de repente,
una vez más el mundo,
se le cayó encima,
Y una vez más, ella sonrió y repitió:
“Estoy bien”.

 

 

La seguridad y la salud laboral para las mujeres trabajadoras constituyen un derecho fundamental por tanto  resulta necesario integrar la perspectiva de género en el análisis de la salud.

El objetivo principal de la prevención de riesgos laborales es proteger a todos los trabajadores y trabajadoras de la exposición a aquellas situaciones o actividades laborales que pueden provocar un daño en la salud

Es evidente que el factor de género no se ha tenido en suficiente consideración por las políticas de seguridad y salud laboral. Únicamente encontramos una mayor atención y protección en los temas relacionados con la maternidad y las situaciones vinculadas a la misma. Cuando en realidad, la perspectiva de género aplicada a la salud laboral debe abordarse desde un enfoque más amplio e implica la atención a las diferencias de género en cuanto a la exposición a los riesgos, la prevención de éstos y las diferentes consecuencias que tienen para la salud. .

La necesidad por tanto de aplicar la perspectiva de género a la seguridad y salud en el trabajo nace de la evidencia creciente de que los riesgos laborales y las patologías causadas por ellos afectan por desigual a los hombres y a las mujeres.

Así nos encontramos con una infravaloración de los riesgos que afectan mayoritariamente a mujeres como son los trastornos musculo-esqueléticos, riesgos psicosociales, interacciones de trabajo doméstico y el trabajo asalariado. Infravaloración de la exposición a sustancias tóxicas en sectores feminizados no industriales (limpieza, trabajo a domicilio…)

La Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres, incorporó el principio de transversalidad de género en el ámbito de la salud y más específicamente, en la salud laboral estableciendo de forma directa (previsiones específicas sobre política sanitaria) e indirecta (acoso por razón de género y acoso sexual, y su prevención, como focos específicos de riesgo para la salud mental de la mujer, dentro de los denominados riesgos psicosociales).

En la FeSP / UGT Euskadi somos conscientes que el trabajo en este sentido debe ser diario, aportando e impulsando medidas necesarias para que la salud laboral se tiña también con la perspectiva de género, desde el principio de transversalidad en cada uno de los pasos que se den en PRL.

Promoviendo que los planes de prevención de riesgos laborales de las empresas y de las administraciones públicas integren la perspectiva de género / sexo en la evaluación de los riesgos de cada puesto de trabajo así como en la elección de los equipos de trabajo y en las medidas preventivas.

Incentivando que los planes y medidas de igualdad adoptados por las empresas y administraciones públicas  incluyan actuaciones concretas en materia de prevención de riesgos laborales.

Reivindicando la necesidad de establecer programas de formación específica en materia de salud laboral, con las necesarias campañas de difusión de la cultura de prevención de riesgos desde una perspectiva de género para las personas y colectivos con responsabilidades en materia preventiva.

CARTEL

 

                      

                                           Antonio González Cuevas

                  Responsable de Salud Laboral de la FeSP-UGT / Euskadi

volver arriba

Conocenos

Sectores

Servicios

Enlaces de Interés

Siguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".