Una vez más denunciamos el déficit de inversión y recursos en atención primaria.Lehen mailako arretarako baliabide gehiago

Una vez más denunciamos el déficit de inversión y recursos en atención primaria.Lehen mailako arretarako baliabide gehiago

Baliabide gehiago

Desde la crisis del 2007 venimos asistiendo a una progresiva disminución de recursos, tanto humanos como materiales destinados a Osakidetza, especialmente en Atención Primaria.

Behin-behinekotasun txikiagoa

Los límites a las tasas de reposición han abocado al SVS al déficit de profesionales y una elevada tasa de temporalidad.

Osakidetzaren arazoak

Desgraciadamente la situación que se ha producido en la primera oleada de la Covid-19 nos ha dado la razón,  mostrando los problemas del Sistema Vasco de Salud, y tensando unas costuras  que ya iban demasiado justas. Cuando no se afrontan los problemas importantes como son el déficit de inversión en sanidad, ni se gasta lo suficiente en AP, los problemas se convierten urgentes.

El problema de la COVID-19 es un problema de salud comunitaria, y cuando no se afronta adecuadamente en Atención Primaria, produce un colapso en las urgencias de los hospitales y en las UVIs porque a las personas no les queda más remedio que acudir a la puerta de urgencias de los hospitales.

Lehen lerroko profesionalak

A los profesionales, que son la piedra angular de Osakidetza porque sin ellos no funcionan los respiradores, ni se manejan los distintos dispositivos tecnológicos, ni se pueden rastrear los brotes de la COVID-19, ni se puede atender a las personas con otras enfermedades no COVID-19, la segunda oleada les “pilla muy cansados”. Y vuelven a estar en primera línea afrontando el aumento de presión asistencial, el stress, el riesgo de enfermar, tanto ellos como sus familiares porque aun utilizando medios de protección no hay riesgo 0, y las secuelas de la COVID-19 pueden ser muy importantes. Por eso desde la UGT seguimos pidiendo la consideración de enfermedad profesional.

Desde la UGT seguimos alzando la voz para llamar la atención de las autoridades responsables en los distintos niveles de la Administración sobre la situación que están viviendo los profesionales para afrontar el desafío de la COVID-19 de nuevo.

Gertatutakotik ikasi behar dugu

Ante la situación que estamos viviendo las autoridades sanitarias deben asumir el compromiso de llevar a cabo Planes de RRHH con una vocación de atender adecuadamente a las necesidades de la población en el ámbito de la salud. Es preciso retirar los límites de las tasas de reposición, dotar a las plantillas con un el número de profesionales adecuado, poner fin a la temporalidad, y esto solo se puede hacer aumentando la inversión en sanidad. No puede haber atención de calidad sin calidad en el trabajo y esta pasa por mejorar las condiciones laborales, una forma de hacerlo es claramente disminuir la presión asistencial, no solo con más profesionales sino mejorando la gestión de los RRHH, algo que se ha de realizar con la participación de los sindicatos.

Es imprescindible evaluar lo sucedido y aprender de ello, y es imperdonable que no se haya hecho después de lo vivido en marzo y abril. Es imprescindible una voluntad de aprender ante las nuevas situaciones inesperadas, que pasa inexorablemente por la evaluación de lo sucedido.

 

volver arriba

Conocenos

Sectores

Servicios

Enlaces de Interés

Siguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".