X Congreso de EPSU: Luchando por el futuro de todos

X Congreso de EPSU: Luchando por el futuro de todos

El décimo Congreso de la EPSU “Luchando por el Futuro de Todos”, que se celebra en Dublín del 4 al 7 de julio de 2019, ha comenzado con  una reunión del Comité Ejecutivo a la que asiste como delegado el Secretario General de FeSP-UGT, Julio Lacuerda. En la reunión se ha debatido sobre la elección de los vicepresidentes de EPSU y varias cuestiones pendientes desde la última reunión, entre ellas una resolución de urgencia sobre “la Paz, la Democracia y los Derechos Humanos”. También se tratarán temas importantes como los avances sectoriales y las pasadas elecciones al Parlamento Europeo.

El X Congreso de la FSESP se celebra en un momento clave. Tras años de fracaso de las políticas de austeridad y de reformas estructurales, muchos  servicios  públicos, en Europa y sobre todo en nuestro país,  han  quedado  maltrechos a causa de la falta  de  financiación, la escasez de personal y la privatización. A lo largo del continente, se ha intentado debilitar la protección del empleo para las trabajadoras y trabajadores a través de las reformas laborales, dar una mayor flexibilidad al mercado laboral y socavar la negociación colectiva.

Estas acciones ha derivado en un aumento de las desigualdades, con un incremento de las brechas de género, salariales y de pensiones. También somos conscientes de que el cambio climático supone una nueva emergencia y la digitalización de nuestra  economía y sociedades va en rápido aumento. Abordar  estos  desafíos exige más inversión pública,  unas transiciones  justas  para  los  trabajadores  que afrontan la  inseguridad  laboral  y  unas nuevas estrategias que fortalezcan los servicios públicos y la democracia en el lugar de trabajo.

Desde la FeSP-UGT somos testigos de las preocupaciones legítimas de los trabajadores en torno a ser explotados en un futuro por unos políticos quienes, con sus alarmismo y distorsiones, culpan de los problemas de las personas a la llegada de migrantes y refugiados que huyen de la guerra, del hambre y de la pobreza. Desafortunadamente, los nacionalistas, los euroescépticos y la extrema derecha han  cobrado un nuevo  ímpetu, y atacan nuestros  valores  de solidaridad,  democracia  y justicia social, culpabilizando a la Unión Europea de las adversidades de las personas.

Las organizaciones sindicales europeas debatiremos en el Congreso cómo podemos alzarnos en defensa de nuestras demandas a favor de una Europa y, un mundo, democráticos, socialmente justos y responsables con el medio ambiente. Es posible ser optimista. La combinación de nuestras fortalezas posibilita el que juntos podamos abordarlos intereses de los trabajadores. Hoy en día, estamos ante una nueva revelación acerca de la necesidad de procurar la defensa de la democracia y la solidaridad. Se están emprendiendo numerosas iniciativas a fin de prestar asistencia y recibir a los migrantes y refugiados que llegan a los países europeos.  Está constatado  el compromiso  renovado  hacia  la  movilización.

Así lo demuestran enérgicamente los numerosos jóvenes, quienes demandan un cambio fundamental para nuestra sociedad. Nuestro X Congreso contribuirá  a  fortalecer  la  cooperación y el desarrollo  de  nuestras  políticas relativas al futuro de los servicios públicos, nuestros lugares de trabajo y sindicatos. Celebraremos debates  intensos y  múltiples contactos  e  intercambios  entre  las delegadas y delegados. Juntos, tenemos  la  misión  de  hacer  que  crezcan nuestros  sindicatos, aumente la afiliación y  la organización, se  fortalezca nuestra voz y generar un poder a favor de un cambio fundamental y para poner fin a la explotación de las personas  trabajadoras  y  el medio ambiente.

 

Tomar la iniciativa sobre el cambio climático, la igualdad de género y una economía más justa

En el discurso dirigido a los delegados del Congreso de FSESP, el presidente de Irlanda, Michael D. Higgins, ha pedido a los trabajadores de la función pública y sus organizaciones sindicales que tomen la iniciativa sobre el cambio climático, la igualdad de género y una economía más justa.

Mr. Higgins,poeta y sindicalista durante cincuenta años, destacó el reciente crecimiento del movimiento obrero irlandés al tiempo que recordaba la rica historia de sindicalismo del país.

Hablando ante el presidente, Kevin Callinan, del sindicato irlandés Fórsa, y el alcalde de Dublín, Nial Ring, también señalaron las luchas pasadas de Irlanda. Evocaron el bloqueo de Dublín de 1913: "un hito en la historia de Irlanda", cuando se reafirmó firmemente el principio de acción sindical y solidaridad de los trabajadores.

Sin embargo, hay otras historias, a veces menos conocidas, pero igual de significativas. En su discurso, el presidente habló de Mary Manning, una trabajadora de la cadena de tiendas de comestibles irlandesa Dunnes Stores que, en 1984, se negó a realizar la venta de fruta de Sudáfrica, en protesta contra el régimen del apartheid. Las trabajadoras, que han hecho una contribución tan importante al movimiento obrero, no deben ser olvidadas, ni en el pasado ni en el presente, y por supuesto en el futuro.

La igualdad de género está en el corazón de lo que hace la FSESP. El presidente Higgins elogió el papel que ha desempeñado la FSESP en la lucha por la igualdad de género, pero pidió que se haga aún más, en particular mejorando la representación de las mujeres en las estructuras sindicales.

El presidente habló de otro gran desafío de nuestro tiempo: la crisis climática. “Los sindicatos pueden aprovechar la oportunidad de desempeñar un papel de liderazgo en el desarrollo de una estrategia para una "transición justa" para los trabajadores y las comunidades para garantizar que todos formemos parte de una economía sostenible, baja en carbono y que nos beneficiemos de una economía decente. y empleos verdes”. 'Usó el ejemplo de Irlanda, donde un alejamiento de la generación de electricidad con alto contenido de carbono se ha visto acompañado por la capacitación de los trabajadores para que puedan encontrar empleo en industrias verdes.

En palabras de Higgins, “los sindicatos actúan como campeones de la acción climática". Finalmente, señaló los desafíos más amplios que plantea la transformación digital de la economía para los sindicatos de los servicios públicos, lo que trae consigo un trabajo más precario e informal. Dijo que la nueva tecnología no debe usarse como una cobertura para el retorno a las prácticas de empleo retrógradas. Los sindicatos deben "revertir el abandono sistemático y la devaluación de la vida de la clase trabajadora" que representa el trabajo inseguro.

Deseó a los delegados un congreso productivo y expresó su opinión de que los sindicatos deben construirse tanto a nivel nacional, como europeo. Concluyó pidiendo que demostremos un claro liderazgo para "reclamar una comprensión del trabajo como la base para el logro de otros derechos humanos y una base sólida para una vida de dignidad, plenitud y prosperidad".

 

Una nueva relación entre capital y trabajo

En su intervención ante los delegados del Congreso de la FSESP, la Secretaria General de la Internacional de Servicios Públicos (ISP), Rosa Pavanelli, señaló que "los sindicatos no deberán tener miedo de impulsar una nueva relación entre capital y trabajo”.

En su discurso, Pavanelli argumentó que los servicios públicos y la redistribución de la riqueza deben estar en el centro de las discusiones actuales sobre el futuro del trabajo.

Un estudio reciente de la OCDE ha demostrado que hasta el 76% de los ingresos de los más pobres del mundo pueden tener su origen en los servicios públicos. Por lo tanto, recortarlos y privatizarlos es la forma más segura de aumentar la pobreza y la desigualdad en el mundo.

Los sindicatos en los servicios públicos, y entre ellos la FeSP-UGT, no solo estamos frenando esto en todo el mundo, sino que estamos luchando por la expansión y mejora de los mismos. Pavanelli resaltó los derechos de los migrantes, la vivienda pública y la remunicipalización como áreas en las que necesitamos desesperadamente más apoyo a lo público.

Este año 2019 marca el centenario de la Organización Internacional del Trabajo (OIT),  ya que es el único lugar en el que somos respetados como socios iguales con los empleadores y los gobiernos en las estructuras internacionales. La 108ª Conferencia de la OIT, que se celebrará del 10 al 21 de junio de 2019, dará lugar a amplio debate sobre el futuro del trabajo.

La Secretaria General subrayó su creencia de que los trabajadores no pueden ser considerados como víctimas pasivas de los cambios en nuestra sociedad. Más bien, los sindicatos debemos tratar de dar forma a la nueva tecnología y asegurarnos de que sean la armadura del bien público.

Pidió una mayor redistribución de la riqueza como base para los sistemas laborales actualizados. Esa redistribución debe comenzar con un sistema tributario más justo. "No debemos tener miedo de nombrar y avergonzar a las multinacionales que están evadiendo impuestos"

El modelo moderno de relaciones laborales debe basarse en la negociación colectiva y en la protección del derecho de huelga. Al defender y profundizar nuestros derechos y nuestros servicios públicos, los sindicatos se enfrentan a un verdadero desafío por el aumento de la xenofobia y la extrema derecha.

En su intervención concluyó anunciando que la ISP organizará un evento el próximo año para explorar cómo coordinamos nuestras luchas contra esta política retrógrada y cómo reconstruimos nuestras democracias en todo el mundo.

Fuente web FeSP UGT

volver arriba

Conocenos

Sectores

Servicios

Enlaces de Interés

Siguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".