La voz de nuestros mayores

La voz de nuestros mayores

En UGT queremos poner voz a nuestros mayores. No podemos dejarlos atrás, ellos han sido nuestra historia, están con nosotros y tienen que seguir estando, porque es de justicia social.

Esta generación de sindicalistas de UGT, queremos prestarles nuestra voz y hablar por ellos, para agradecerles la herencia recibida, porque una sociedad que no respeta a sus mayores pierde su memoria y carece de futuro.

Ni como personas, ni como sindicalistas podemos dormir tranquilos mientras haya ancianos sin la debida asistencia médica en esta situación de pandemia que estamos viviendo. Por eso ponemos nuestra voz a su servicio, para sacar a la luz la situación indigna y degradante que les estamos haciendo vivir.

Las muertes de ancianos en las residencias por el brote de coronavirus es una tragedia de proporciones desconocidas, que se está ocultando a la sociedad. Las residencias están desbordadas y ninguna administración, ni Gobierno Vasco, ni Diputaciones, nos muestran esas frías cifras y pese a la gravedad de las mismas, no necesitamos esos números, cuando estamos hablando de nuestros mayores.

Conforme va aumentando el balance de muertos, más clara es la evidencia de que tanto los responsables de los centros como las administraciones responsables han reaccionado tarde y mal, en una palabra, se olvidaron de los centros donde viven las personas más vulnerables al virus, a pesar de que era lo primero que tenían que haber protegido.

Ninguna administración dotó de recursos a los centros. Nadie envió a los centros mascarillas, guantes o gel. Era lo mínimo indispensable, y ahora el envió previsto de ese material parece insuficiente para contener esta crisis. Las residencias denuncian que las autoridades debían haberles enviado esos recursos de protección, tan básicos como son los guantes o mascarillas.

Ahora, con el virus ya dentro de las residencias, los centros luchan por defenderse. Las residencias de mayores no son el lugar adecuado para atender a las personas que dan positivo y si los trasladan a un centro hospitalario se encuentran con que en los hospitales se descarta ayudar a los ancianos infectados, se elige por edad y estado de salud, lo que supone su sentencia de muerte.

En UGT, queremos poner voz a todo esto, por nuestros mayores y por nuestros trabajadores, y lo hacemos con la garganta ya rota, de pedir y exigir material de prevención para los trabajadores/as de las residencias para que pueden atender a nuestros mayores. Trabajadores y trabajadoras que se sienten desbordados y abandonados, que triplican turnos de trabajo para evitar contagios, que cuando terminan su jornada laboral 

no se van a sus casas por quedarse a hacer compañía a los ancianos, que utilizan y lavan las mascarillas para seguir protegidos; trabajadores y trabajadoras que se encierran en los baños a llorar por la presión y la carga emocional que les supone trabajar en esas condiciones.

UGT exige al Gobierno Vasco, Diputaciones, Ayuntamientos, y patronales del sector la puesta en marcha de un plan urgente de actuación único para hacer frente al coronavirus en las residencias de mayores y en la totalidad de los centros sociosanitarios, teleasistencia y ayuda a domicilio. Por ser la población más vulnerable a esta pandemia por su edad y por las enfermedades crónicas añadidas que padecen.

Exigimos que se intervengan las residencias con carácter urgente con medidas de prevención y pruebas de diagnóstico que permitan conocer la situación de cada centro y planificar medidas. Con una petición expresa de que los test se hagan de forma inmediata, en todos los centros, tanto a usuarios como a trabajadores, así como a personas dependientes que reciban asistencia domiciliaria. Las pruebas de diagnóstico no solo servirían para arrojar luz sobre lo que sucede en las residencias. También permitirían una actuación más eficaz para frenar los contagios.

En las residencias, los ancianos afectados deben ser tratados en unidades aisladas y dedicadas específicamente a pacientes con coronavirus, para separar rápidamente a estas personas del resto de personas de la residencia y evitar la propagación de la enfermedad. Si no se puede aislar por unidades, será preciso aislar todo el centro. Para lo que solicitamos que se prepare el mapa de residencias con número de residentes, dotación médica y de enfermería por hospitales de referencia y establecer un plan de recursos por territorios reorganizando las unidades sanitarias según la disponibilidad de atención médica y de enfermería y la posibilidad de realizar un correcto aislamiento.

Que se tomen las medidas extraordinarias necesarias para hacer uso de clínicas, mutuas, hoteles o cualquier establecimiento donde se pueda prestar la atención adecuada a las personas mayores y que se cuente con la UME para la desinfección de las residencias y para el apoyo necesario para la evacuación de los centros si fuera necesario.

UGT exige a la FISCALIA, que lleve a cabo un especial seguimiento de atención en las residencias de mayores, ante la situación que está atravesando un sector especialmente vulnerable de nuestra población, como lo son las personas de la tercera edad que están ingresados en esos centros, recabando información directa de lo que ocurre dentro de ellos, investigando el drama de los fallecimientos ocurridos por el coronavirus, en las residencias de Euskadi, estudiando todos los casos, y todo con objeto de dirimir las responsabilidades que pudieran corresponder por la gestión de estos centros de mayores teniendo en cuenta que los ancianos se incluyen dentro de la población especialmente vulnerable ante la crisis sanitaria del coronavirus.

Antonio González Cuevas, Responsable de Salud Laboral FeSP/UGT Euskadi

Nota

volver arriba

Conocenos

Sectores

Servicios

Enlaces de Interés

Siguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".