Denunciar la situación del empleo público y la interinidad en las Administraciones Vascas con una huelga es empezar la casa por el tejado.

Denunciar la situación del  empleo público y la interinidad en las Administraciones Vascas con una huelga es empezar la casa por el tejado.

Ante la convocatoria de huelga en las administraciones públicas, por parte de algunos sindicatos, UGT-Euskadi no convoca ni participa en estas movilizaciones, dado que ya expuso en las reuniones intersindicales, que apuesta en estos momentos por la negociación para consolidar y mejorar el empleo en la Administración Pública Vasca, en la que se ha abierto espacio a la negociación en mesa general y sectoriales.

UGT comparte el común diagnóstico de los problemas con los sindicatos convocantes, pero no la forma y manera de afrontarlos. Y, por coherencia,  mantiene su criterio de apostar por la concertación social y la negociación colectiva, como mejor forma de afrontar problemas y buscar soluciones, “sin renunciar a las movilizaciones que sirvan de empuje en este camino, pero entendiendo que deben tener una evolución gradual y destinadas a dar respuesta a las posibles actitudes inmovilistas de la Administración”.

Los representantes de Servicios Públicos de UGT-Euskadi señalan que “la exigencia de incluir en el planteamiento de la acción sindical, desde el primer momento, la inamovible convocatoria de una huelga general en el ámbito de los servicios públicos, obviando el previo camino a recorrer, concediendo nulo valor a la valoración de la situación en cada momento,  es un ejercicio estéril y convierte la movilización en un fin en sí misma y no en una herramienta de utilidad.”

UGT apuesta por intentar aprovechar la oferta de negociación planteada en Mesa General y en las diversas mesas sectoriales y por  mejorar las iniciativas legislativas ya en proceso que, aún siendo por el momento insuficiente, nos ofrecen posibilidades que hasta ahora no se daban.

Apostamos también por impulsar nuevas medidas que posibiliten procesos de consolidación de empleo público, de carácter extraordinario, para dar respuesta a un problema que también ha alcanzado dimensiones extraordinarias. Por sumar estabilidad y volumen al empleo público, por revertir servicios externalizados, por mejorar las condiciones de trabajo y evitar la sobrecarga laboral, por implementar un sistema de teletrabajo digno y por otras muchas materias, pero para ello es necesario estar dispuesto para alcanzar acuerdos laborales, y en los últimos tiempos la mayoría sindical no ha dado muestras de ello.”

volver arriba

Conocenos

Sectores

Servicios

Enlaces de Interés

Siguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".