Amplio seguimiento en el primer día de movilización en el sector de la ayuda a domicilio de Bizkaia

Amplio seguimiento en el primer día de movilización en el sector de la ayuda a domicilio de Bizkaia

En la movilización convocada por ELA, LAB, UGT y USO, un paro de 4 horas al que seguirán otro paro y dos días de huelga en noviembre, la respuesta de las trabajadoras ha sido contundente.

A pesar de los desmedidos servicios mínimos, que han hecho que casi la totalidad de la plantilla tuviese que realizar algún servicio, las Auxiliares domiciliarias hemos vuelto a la calle nuevamente, tras 27 días de huelga el pasado curso y una decena de paros el anterior La actitud de patronales e instituciones no nos ha dejado más opción que volver a movilizarnos.

Las trabajadoras venimos reclamando unas reivindicaciones laborales muy básicas: subidas salariales tras 7 años de congelación salarial; medidas en seguridad y salud, inexistentes hoy, y poner límites a la flexibilidad de las jornadas, ya que hoy es muy difícil conciliar vida personal y laboral.

Lo que reivindicamos no se limita, sin embargo, a mejoras laborales, sino a la propia defensa del servicio. En una coyuntura de envejecimiento de la población el servicio debería fortalecerse, pero está ocurriendo lo contrario. Durante años se han estado disminuyendo las horas de servicio globales, las evaluaciones de dependencia que se realizan son día a día menos realistas y donde antes de daban servicios de una hora y media o dos, hoy estamos dándolos en una hora. En definitiva, estamos atendiendo a personas con mayores necesidades en menos tiempo y sin recursos técnicos en la mayoría de los casos.

Existe tras esto la determinación política de algunos y algunas de empeorar la calidad de este servicio. Son, al fin y al cabo, recortes. Recortes que camuflados se ven día tras día y que, en último fin, pretende devolver al ámbito privado los cuidados.

En las últimas mesas de negociación, finalizadas en septiembre, las patronales no pusieron sobre la mesa contenidos ni en seguridad y salud, ni en limitar la flexibilidad ni en subidas salariales. Una propuesta cuanto menos irresponsable. ¡7 años de congelación y proponen un convenio sin subidas salariales!

Los ayuntamientos son los garantes del servicio y han optado por mantenerse al margen a pesar de reuniones mantenidas, interpelaciones y mociones. Mociones, por cierto, aprobadas e incumplidas en los principales ayuntamientos vizcaínos. Al parecer, subcontratar la Ayuda a Domicilio supone desentenderse de la misma.

El día de hoy, las trabajadoras hemos vuelto a demostrar en la calle que no nos conformaremos con ver mermar nuestras condiciones laborales y la calidad del servicio. Sabemos que al tratarse de un sector feminizado, dedicado a los cuidados y con elementos de precariedad no va a ser fácil conseguir un nuevo convenio. Son ya 4 años sin renovar el anterior. Pero mientras no haya contenidos dignos sobre la mesa, continuaremos con las movilizaciones.

 

volver arriba

Conocenos

Sectores

Servicios

Enlaces de Interés

Siguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".