UGT denuncia ante Inspección la tardanza en activar el protocolo en el caso de sarna detectado en la residencia Bizkotxalde, de Basauri

UGT denuncia ante Inspección la tardanza en activar el protocolo en el caso de sarna detectado en la residencia Bizkotxalde, de Basauri

Advierte de falta de personal, que ha puesto en entredicho la profesionalidad de los trabajadores/as. UGT manifiesta su total apoyo a las trabajadoras del centro que, a pesar de la falta de personal, siguen demostrando en su labor diaria que son verdaderas profesionales empeñadas en desarrollar su tarea, incluso a costa de su propia salud.

UGT ha denunciado ante Inspección de Trabajo la tardanza en activar el protocolo que establece Osakidetza en el caso de sarna o escabiosis detectado en la residencia Bizkotxalde, de Basauri. Los responsables de Residencias del sindicato advierten que se ha tardado en poner en conocimiento de los profesionales del centro la existencia de dicho brote y la tardanza en adoptar medidas profilácticas y preventivas adecuadas.

La sarna es una enfermedad contagiosa, pero fácil de controlar si se toman las medidas oportunas a tiempo, si el protocolo no se cumple, los usuarios y trabajadores/as quedan expuestos a un posible contagio.

Esta denuncia de UGT se suma a otras que ya han tenido que interponer por deficiencias en materia de Salud Laboral en este mismo centro, como son los tiempos demasiado ajustados en la realización de tareas, ayudas técnicas en mal estado de conservación y uso, entre otras, que provocan a las trabajadoras estrés y deficiencias en atención a los usuarios.

El brote de sarna ha sido también un detonante para quejas de los familiares de los usuarios en cuanto a la atención que se recibe. UGT manifiesta su total apoyo a las trabajadoras del centro que, a pesar de la falta de personal, siguen demostrando en su labor diaria que son verdaderas profesionales empeñadas en desarrollar su tarea, incluso a costa de su propia salud.

Los representantes de UGT advierten que se ha puesto en evidencia las graves carencias de personal, la sobrecarga de trabajo  y falta de medios técnicos adecuados de esta residencia y de unos ratios de personal lejos de ser adecuados, dado que hay 12 personas por turno para atender a 120 ancianos, quedando tan solo 1 profesional por planta en el turno de noche.

Esta situación no es ajena a otras residencias, donde el ratio de personal por usuarios es bajo. UGT viene insistiendo ante las administraciones en que es necesario aumentar las plantillas para atender adecuadamente a los usuarios de las residencias.

UGT lamenta que estando todo el Comité de acuerdo, ELA convoque en solitario las movilizaciones y se apropie de las denuncias de todo el Comité.

volver arriba

Conocenos

Sectores

Servicios

Enlaces de Interés

Siguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".