UGT denuncia que Gobierno Vasco y Empresas dejan a Trabajadores/as y Ciudadanía con el culo al aire

UGT denuncia que Gobierno Vasco y Empresas dejan a Trabajadores/as y Ciudadanía con el culo al aire

La negligencia institucional que ha permitido la situación creada en el día de hoy en el transporte sanitario urgente de Euskadi, afectando a los Territorios de Araba y Bizkaia, es la culminación de “annus horribilis” que ha padecido el Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco durante el presente año.

Tras los fiascos de la OPE y los fallos en la gestión diaria, para finalizar el año, en fecha 31 de Diciembre, se llega al fin del periodo de concesión de los servicios públicos de ambulancias de los Territorios mencionados, sin haberse designado nuevos adjudicatarios y renunciando los hasta ahora titulares a la prórroga, lo que produce un vacío que se rellena con improvisación, y en pleno desconcierto de las personas que prestan el servicio profesional, trabajadoras y trabajadores que han debido esperar hasta primeras horas de la tarde de hoy para conocer como debían actuar.

Y a todo esto los responsables de la Consejería debían estar haciendo cola para comprar croquetas para la cena de Nochevieja ya que no parecen haberse enterado de nada hasta el último momento, haciendo una verdadero alarde de pura dejación de la responsabilidad por no haber trasladado a los afectados el conocimiento de la situación y los remedios (parches) planteados con la suficiente antelación

La prestación de un servicio esencial para la ciudadanía debiera estar garantizada en todo momento y con unos mínimos estándares de planificación, circunstancias que parecen venirles grandes a los actuales gestores de nuestra Sanidad Pública.

Por no decir, también, que un servicio de estas características debía ser público en su totalidad, asumido directamente por la Consejería de Sanidad, y no estar subcontratado por empresas piratas que son capaces de dejar un servicio tan vital en una fechas tan señaladas como si nada. Queremos exigir al Gobierno Vasco que explique qué está pasando y que tome cartas en el asunto. El cumplimiento de los servicios mínimos para los trabajadores es un requisito imprescindible todos los días y en cualquier circunstancia. Pero estas empresas pueden no pagar a sus trabajadores (la paga de Navidad) o abandonar el servicio a su suerte y a ellos, ¿no se les sanciona? ¿Se da por finiquitado el contrato y punto?

Mal final de un triste año para el ámbito de la Sanidad Pública y peores perspectivas para el 2020 que ahora comienza.

 

volver arriba

Conocenos

Sectores

Servicios

Enlaces de Interés

Siguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".