UGT rubrica el el I Convenio Nacional de Centros y Servicios Veterinarios

UGT rubrica el el I Convenio Nacional de Centros y Servicios Veterinarios

Este jueves 16 ha tenido lugar lugar la firma del I Convenio Colectivo de Centros y Servicios Veterinarios, fruto de año y medio de negociación entre la patronal del sector, la Confederación Empresarial Veterinaria Española (CEVE), y los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO.

De ámbito nacional, para un sector que carecía de un convenio en la gran parte del país, afecta a todos los tipos de servicios veterinarios, incluyendo los que se prestan en centros sanitarios veterinarios, en otros tipos de centros o de manera ambulatoria, y tanto los dedicados a animales de compañía como a los de trabajo y a los de producción, así como también a otras actividades veterinarias tales como laboratorios de bromatología.

Engloba tanto la actividad privada como la realizada en fundaciones; instituciones públicas, como puedan ser las universidades; o entidades sin ánimo de lucro, como los servicios veterinarios que se prestan en las asociaciones protectoras de animales.

Es destacable, entre otros aspectos, la inclusión de un sistema de clasificación profesional, que establece las percepciones salariales mínimas y que regula la jornada de trabajo en un tipo de actividad en la cual ambos aspectos son críticos. Además, fomenta activamente la formación de los trabajadores y establece, para algunas de las categorías profesionales, una ruta para el desarrollo de una carrera profesional.

La firma del Convenio significa contar con un marco legal de relaciones laborales acordado y homogéneo y con un poderoso instrumento de lucha contra la competencia desleal. Todos los firmantes coinciden en afirmar que se trata de un hito fundamental para normalizar las relaciones laborales de un sector, que de forma evidente acusaba la ausencia de un marco de regulación.

Un aspecto importante, que también es resaltado tanto por la representación de los trabajadores y trabajadoras como por la parte empresarial, es que este convenio reconoce el estatus sanitario propio, tanto de la profesión como de la actividad veterinaria, y ambas partes coinciden en la conveniencia de que las actividades veterinarias sean dependientes de la administración sanitaria.

Con la firma de este convenio se procederá a su registro para su publicación en BOE, si bien este convenio tiene efectos desde 1 de enero de 2020, siendo su aplicación de obligado cumplimiento. A este respecto, los trabajadores y las trabajadoras pueden dirigirse a los sindicatos firmantes y las empresas a sus patronales para recabar asesoramiento acerca de la implantación de este nuevo convenio.

Fuente web FeSP UGT

 

volver arriba

Conocenos

Sectores

Servicios

Enlaces de Interés

Siguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".